top of page

Conejo al romero


El conejo está muy presente en la gastronomía extremeña desde tiempos muy antiguos. Su gran capacidad reproductora y el hecho de que se trate de una raza invasora para los cultivos ha favorecido tradicionalmente su caza entre toda la población. Forma parte de lo que conocemos como “caza menor” y se distingue de la captura de grandes piezas (como el venado), que ha sido históricamente una práctica mucho más elitista. Las formas de preparar el conejo son por tanto muy numerosas en Extremadura.

Esta receta de conejo al romero es extremadamente sencilla y sabrosa. Os aconsejo prepararla en cazuela de barro para que la carne se impregne bien de los sabores de las hierbas aromáticas y del vinagre.

1 conejo troceado

1 cebolla

1 diente de ajo

2 tomates maduros

4 patatas

1 ramita de romero

1 vaso de vino blanco seco (yo utilizo a veces vino de Jerez)

Tomillo

Laurel

Perejil

Vinagre


1. Limpiar, trocear y sazonar el conejo.

2. En una cazuela de barro (también os vale otro tipo de recipiente para guisar) rehogamos el conejo con aceite de oliva. Cuando empiece a coger color añadimos la cebolla muy picada y removemos para que no se pegue.

3. Una vez que la cebolla se vuelva transparente y el conejo se vaya dorando, regamos todo con el vaso de vino y dejamos cocer. Añadimos un poquito de agua, hasta que cubra ligeramente el conejo.

4. En un mortero hacemos un majado con el diente de ajo y las hierbas, y lo desleímos con un chorrito de vinagre. Agregamos todo a la cazuela.

5. Cuando empiece a hervir de nuevo, echamos el tomate pelado y picado.

6. A mitad de cocción incorporamos la patatas en rodajas no muy grandes y dejamos que se vaya haciendo a fuego lento.

Consejos para la preparación: esta comida se puede dejar preparada por adelantado e incluso congelar.

Kommentare


bottom of page